La idea de la economía circular es como una semilla plantada en la cabeza de mucha gente, que no puede parar de crecer, y cada vez está mas lejos de ser un sueño ( como me dijo recientemente el CEO de una reconocida marca ) idealista.
¿ Es ser idealista, por ejemplo, pensar en un packaging permanente ? Un packaging que no sea de un solo uso y que pueda ser de un material más sostenible que el plástico. 

Transformar el hábito de consumo del consumidor no resulta fácil y muchos se preguntaran si resulta viable para una marca esta nueva forma de ver las cosas. El packaging permanente es un concepto que plantea a las personas un cambio en la manera de comprar, y a las marcas un cambio en su modelo de producción y en definitiva en su estrategia de marca para conducirlas hacia un futuro más sostenible. El reto consiste en no olvidar que este packaging debe mantener alimentos o productos frescos e intactos.

Hay diferentes formatos de packaging permanente. Unos proponen el modelo de reducción de desecho desde un servicio de suscripción, por ejemplo, como los desodorantes recargables Myro, que usan una recarga en un embalaje duradero. ( Envases de plástico, si, pero que pueden durar para siempre ).

La tendencia del sistema a sido hacer los costos del producto cada vez más bajos, en consecuencia el packaging se ha vuelto más barato, más ligero pero también mucho, mucho más contaminante.
¿ Pero no es ese un problema del que compró el producto ? Que se ocupe el de sus desechos 🙂
Este es el modelo actual, una vez el consumidor compra el producto, el se encarga de reciclar, dependiendo de la eficacia del sistema de reciclaje local, pero también puede no hacerlo, total muchos piensan que eso del medio ambiente y demás tonterías no va con ellos. 

Coscla propone con sus botellas de vidrio y silicona la reducción total de las botellas de plástico. Con su Water app te ofrecen además no pagar más por beber agua localizando puntos de relleno por toda la ciudad. ¿Agua gratis ? Deben ser comunistas como mínimo !!! 😉

Loop introduce el concepto de reposición y compra en deposito de envases duraderos y sostenibles de ciertos artículos de consumo. Trabajan con acero inoxidable y vidrio. Cuando los productos se acaban programas una recogida de envases, que la empresa recoge, limpia y prepara para siguientes pedidos.

Los materiales alternativos son una realidad, ¿ por qué su uso no se ha introducido en el mercado de consumo ? Será quizás porque las marcas no se sienten responsables de los desechos que generan sus productos y no sienten la obligación de considerarlo (Aquí los gobiernos deberían decir alguna cosa al respecto, no crees?). De esta manera la apuesta por el packaging permanente la debe hacer el consumidor, comprando a empresas que eligen el modelo circular como idea de marca. Como Blueland, que se dedica a los productos de limpieza del hogar, donde compras las botellas de vidrio una vez y después solo tienes que pedir las pastillas que mezclas con agua para tener listo cada producto. 

Si todo lo que consumimos tiene un ciclo de vida, es obligación de todos enfocarlo de la manera más sostenible posible. Pensando en equipo agencias de branding, diseñadores, marcas y consumidores en este proceso de principio a fin, y en como nos relacionamos con los productos como sociedad, y como afectan estos a nuestro entorno. En este sentido, el packaging permanente podría ser un nuevo punto de partida excelente.

    Write a comment